4 de Copas: Cuando nada nos complace

Nada te llena, todo te da lo mismo. No estás de ánimo para hacer nada y además, te sientes muy desmotivado. Tampoco estás deprimido, solamente te sientes como desconectado de todo y de todos.

Este es un sentir muy del 4 de CopasEl vacío y la desconexión. El aburrimiento también. Si observamos la carta, miramos que la persona en una posición de rechazo y un poco a la ofensiva (piernas y brazos cruzados) ante la mano que le ofrece una cuarta copa, y ya le ha dejado tres muy bien apiladas frente a él.

Hay ciertos momentos en nuestra vida que así nos sentimos. No miramos lo que tenemos en frente. No vemos lo que la vida nos ofrece por delante. Estamos tan metidos en nosotros, tan cerrados, que las oportunidades pueden pasar por delante nuestro y no las vemos.

Estamos cerrados hacia nosotros mismos, desconectados del mundo exterior, pero también desconectados de nuestro interior. Las copas representan al plano de las emociones. El protagonista de la carta, ni siquiera mira esas copas. Está completamente desconectado de sus emociones; no siente nada o mejor dicho, no quiere sentir nada. Se niega a tener una conexión con el mundo exterior por no sufrir alguna decepción o sentir un rechazo.

Cuando llegas a ese punto, tienes que hacer un «stop» y evitar seguir cayendo en ese estado. Analiza que es lo que te ha hecho perder la motivación o sentir apatía, quizá es hora de cerrar ciclos y hacer un giro en tu vida. Mira lo que hay en tu alrededor, no puedes detenerte, hay que avanzar. Busca alguna actividad que te guste, que te mueva y te reanime, pero no permitas seguir desconectándote de todo y de todos, inclusive de ti mismo…

Leave a Reply